Detalles

Creado por el 2012-12-21

Cuando ya nos las prometíamos muy felices pensando que el fin del mundo había sido prohibido por las autoridades competentes (ya se sabe que los apocalipsis suelen causar desórdenes públicos) nos han visitado un par de mayas que nos han metido el miedo en el cuerpo.

Los comentarios están cerrados.